miércoles, 31 de agosto de 2011

a*

Aprendí que los amores pueden terminar en una noche. 
Que los grandes amigos pueden volverse grandes desconocidos. 
Que grandes desconocidos pueden volverse mejores amigos. 
Que nunca acabamos de conocer a una persona. 
Que el ''nunca más'', se cumple, y el ''para siempre'', acaba.
Que el que quiere, puede, y lo consigue.
Que el que no arriesga no pierde nada, pero el que no arriega, no gana. 
Que el físico atrae, pero la personalidad enamora.
Aprendí a no creer en las promesas, a no confiar en casi nadie y a contar con los dedos de una mano quien de verdad siempre estuvo a mi lado. 
Que ya solo me importa que salga el sol cada mañana, pasar todo el tiempo posible con mis amigas, y que me duela la cara de tanto reírme.

1 comentario:

Gigi dijo...

Me encanta! :) Es genial ^^
Si quieres pasate por mi blog, aunque es bastante nuevo, pero espero que te guste!
http://sonreirmehacefuerte.blogspot.com
Un besitoo! :)