viernes, 2 de marzo de 2012

Espejismos en el mar

Hay pocas estrategias que valgan porque vivimos un grave problema de comunicación. 
Imagina dos barcos en medio del mar. Ambos con su surtido de banderines marítimos y dos códigos de señales navales distintos. Y las tripulaciones convencidas de que manejan los mismos. Y ahí estás tú, en plan Locomía pero con las banderolas. Hecha un flan. Cero armoniosa y algo descoyuntada, señalas que necesitas ayuda urgente. Y el otro entiende que estás en cuarentena. Tú agitas los banderines como una histérica y él llama a su amigo, el guardacostas, para que venga con los salvavidas.
Sin lenguaje común no hay entendimiento.

Ven al abordaje, marinero. Y él responde: Retirada.

No hay comentarios: