domingo, 12 de junio de 2011

1k.

Poco a poco me voy dando cuenta de que la gente no cree en mí. Puede parecer  que me cuesta un poco más.. pero aunque no sepa mucho sobre la historia del mundo, sé un poco sobre la vida. Mi vida.
Sé que, después de que te destroce el amor, pasados casi cien domingos de autosuficiencia (fallida en algunos casos), vienen las ganas llamando a la puerta.
Es cuando piensas que, o es el día que tiene una nube de más o es que te apetece tener un poquito de amor.
Teorizas un poco tu vida, intentas aprender un poco de cada error. Le pones empeño aunque nadie se de cuenta. Y eso es lo que te falta.
Alguien que te acompañe en cada paso y te ayude en cada intento. Alguien que esté al corriente de tu esfuerzo y te recompense con un beso. O con mil.

1 comentario:

cintia dijo...

oo que lindo todo lo que escribbes en serio! me encantas xoxo